¿Por qué mi web no aparece en Google?

Inicio » Blog » Marketing Digital » ¿Por qué mi web no aparece en Google?

Tienes una página web que contabas que iba a ser el escaparate digital de tu negocio. Invertiste los recursos en crearla y sigues invirtiéndolos en mantenerla. Pero no aparece en los resultados de Google y, como consecuencia, no le puede llegar a ningún usuario.

Si te preguntas por qué tu web no aparece en Google, o por qué solo aparecen ciertas páginas, y cuál es la solución, sigue leyendo. Te explicamos cómo Google llega a mostrar unas páginas web en sus resultados y otras no.

3 fases

Google pasa por tres fases principales para incluir a una página web en sus resultados de búsqueda:

  1. Rastrear
  2. Indexar
  3. Mostrar en resultados
Google search result process
Google search result process

Rastrear

Hay dos pasos en esta primera fase: descubrimiento de URLs y rastreo de las mismas.

Ante todo, Google tiene que descubrir las nuevas páginas de alguna forma. Esto no ocurre simplemente con la creación de una página. Se hace mediante:

  • enlazar la nueva página dentro de páginas existentes
  • añadir sitemap en Google Search Console
  • añadir páginas manualmente en Search Console

Despúes de descubrir la página, Google la analiza con sus rastreadores (crawlers) para entender qué es lo que contiene. Pero a veces los crawlers no pueden rastrear una página y las razones más frecuentes de ello son:

  • el propietario no ha dado permiso de rastreo
  • el código robots.txt impide el acceso
  • problemas del servidor

Indexar

Al rastrear una página, Google intenta entender qué es lo que contiene la misma, para poder indexarla y posteriormente mostrarla en los resultados de búsqueda correctos.

Entre los componentes que Google analiza en ese proceso son:

  • texto
  • etiquetas y atributos (como los de título)
  • imágenes
  • vídeos

También toma en cuenta:

  • el idioma de la página
  • el país nativo
  • la usabilidad
  • los backlinks (enlaces hacía la página que están incluidas en páginas externas)

En esta fase Google determina también si una URL o página es canónica, es decir si es la más representativa de un conjunto de páginas duplicadas de tu sitio.

Algunas razones que pueden impedir la indexación de páginas son:

  • un código de no-indexación
  • problemas de diseño o usabilidad
  • contenido de baja calidad

Mostrar en resultados

Cuando un usuario realiza una búsqueda, Google revisa su índice para encontrar los resultados más relevantes y que más coinciden con lo que pregunta el usuario.

La relevancia se determina a base de varios factores, los principales de cuales son ubicación del usuario, idioma, tipo de dispositivo.

Una página puede no aparecer en Google debido a que:

  • lo impide algún código
  • el contenido sea irrelevante a la búsqueda
  • el contenido es de baja calidad

Conclusión

Si Google llega a descubrir que una página web existe, no la podrá rastrear. Si no la puede rastrear, no la indexará. Y si no la puede indexar, no la mostrará en sus resultados.

El proceso que ayuda a superar estas tres fases de Google es SEO. Puedes consultar nuestro artículo sobre los básicos de SEO y también mantenerte atento para posts futuros sobre el tema.

No te pierdas nada y síguenos en Instagram y LinkedIn.