Cómo usar SEO y SEM juntos para disparar tu presencia online

27 agosto 2023

Cuando se trata de aumentar tu visibilidad online y llegar a tu público objetivo, la combinación entre SEO y SEM puede ser un gran aliado.

Y es que estas dos ramas del marketing digital pueden trabajar codo con codo y complementarse de diversas maneras, lo que las convierte en el dúo perfecto para disparar tu presencia online.

Tabla de contenidos

Los fundamentos del SEO y SEM

Antes de adentrarnos en las estrategias y técnicas específicas, es importante entender los fundamentos tanto del SEM como del SEO.

SEO (Optimización para Motores de Búsqueda) se centra en optimizar tu sitio web y contenido para ascender en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (conocidas como SERPs por sus siglas en inglés) de manera orgánica. Esto implica diversas técnicas como la investigación de palabras clave, la optimización on- y off-page y la creación de backlinks. Con un enfoque en el comportamiento del usuario y en los algoritmos de búsqueda, el objetivo del SEO es conseguir resultados a largo plazo y fomentar el tráfico orgánico.

Por otro lado, el SEM, o Marketing en Motores de Búsqueda, implica publicidad pagada para obtener visibilidad inmediata en los motores de búsqueda. A diferencia del SEO, que se enfoca en el crecimiento orgánico, el SEM ofrece un alcance instantáneo y puede ser especialmente útil para campañas que requieren resultados rápidos o para lanzamientos de nuevos productos.

La interacción entre SEO y SEM

Aunque SEM y SEO son estrategias distintas y cada una tiene sus propias ventajas, la auténtica magia ocurre cuando se utilizan de manera conjunta.

El SEO sienta la base para un crecimiento y credibilidad a largo plazo, mientras que el SEM ofrece visibilidad y tráfico de forma inmediata. Al combinar las fortalezas de ambos, puedes maximizar tu presencia online y lograr resultados óptimos.

Formas de usar SEM y SEO juntos

Veamos la sinergia estratégica entre SEM y SEO, yendo más allá de sus capacidades individuales, para explorar cómo pueden trabajar juntos y maximizar su impacto.

Desde intercambiar información valiosa sobre palabras clave y mejorar la visibilidad, a la optimización de páginas de aterrizaje y las oportunidades para hacer retargeting, analizaremos cómo desarrollar un enfoque integrado que aproveche lo mejor de ambos mundos.

Investigación y estrategia de palabras clave

Una de las mejores formas de utilizar conjuntamente el SEO y el SEM es compartiendo información sobre palabras clave para elaborar una estrategia que potencie el rendimiento de ambos.

Del SEM al SEO: Al lanzar una campaña publicitaria, puedes descubrir rápidamente qué palabras clave no solo generan clics, sino también conversiones, lo que ofrece información muy valiosa sobre la intención y el comportamiento de los usuarios.

Estos datos son el arma secreta para optimizar tu estrategia de SEO. Te permiten ajustar tu contenido orgánico para enfocarte en palabras clave con altas tasas de conversión, lo cual mejora tus posibilidades de un mejor posicionamiento orgánico.

En otras palabras, SEM puede ser una plataforma de investigación rápida para tus tácticas de keywords orgánicas a largo plazo.

Del SEO al SEM: Viceversa, los datos de búsqueda orgánica que obtienes a través de herramientas de SEO pueden revelar palabras clave de cola larga o tendencias de búsqueda emergentes que aún no están saturadas de competencia.

Se trata de oportunidades de oro, sobre todo porque las palabras clave de cola larga suelen indicar una mayor intención de compra o conversión. De esta manera, puedes crear campañas SEM centradas en estas palabras clave antes de que tus competidores detectan la oportunidad.

Básicamente, estás aprovechando los datos de tus esfuerzos en SEO para identificar oportunidades frescas para tus campañas SEM, adelantándote así en el mercado y obteniendo una ventaja competitiva.

Visibilidad en resultados de búsqueda

Una de las grandes ventajas del SEM es su capacidad para ofrecer resultados inmediatos. Tan pronto como tus anuncios se activan, tienen el potencial de aparecer en la primera página de los resultados de búsqueda, proporcionando así visibilidad y tráfico al instante. Esto es especialmente útil cuando necesitas promocionar ofertas que están limitadas por el tiempo, lanzar nuevos productos o simplemente establecer una presencia en línea de forma rápida.

SEO, por su parte, es un maratón, no un sprint. Requiere un compromiso continuo con la creación de contenidos, la construcción de backlinks y la optimización on-page. Aunque los beneficios a largo plazo son considerables, los resultados toman tiempo en hacerse evidentes. Lo que estás haciendo es invertir en una visibilidad y credibilidad duraderas, pero se trata de un proceso gradual que podría requerir meses para ofrecer resultados concretos.

Al utilizar simultáneamente estrategias de SEM y SEO, estarás cubriendo todas las bases. Mientras tus esfuerzos en SEO trabajan de forma continua para fortalecer la autoridad de tu sitio web, el SEM puede cubrir la brecha de visibilidad colocando tu negocio ante los ojos de clientes potenciales de manera inmediata.

El SEM potencia la visibilidad de tu marca mientras tus esfuerzos en SEO comienzan a dar frutos. Los anuncios online evitan que pierdas tráfico y conversiones potenciales, mientras trabajas en posicionarte en los rankings orgánicos para palabras clave competitivas. Este enfoque combinado te previene de apostar todo a una sola carta y maximiza tus oportunidades de aparecer en los resultados de los motores de búsqueda.

Además, cuando tu estrategia de SEO finalmente rinde resultados, mantener tus campañas de anuncios activas sigue siendo beneficioso. Incluso si logras un alto posicionamiento para una palabra clave específica, un anuncio pagado te sitúa por encima de los resultados orgánicos, lo cual incrementa las posibilidades de que un usuario haga clic en tu contenido.

Redacción de copy

SEO y SEM pueden ser grandes aliados cuando se trata de entender qué palabras o frases incitan a la gente a hacer clic en tu sitio web.

Del SEO al SEM: Por ejemplo, en SEO, a menudo se juega con el título y la descripción que aparecen en Google para determinar cuáles son más efectivos a la hora de conseguir clics. Una vez que descubras qué funciona mejor, puedes utilizar esa redacción y aplicarla a tus anuncios. Gracias a que el SEM ofrece resultados en tiempo real, podrás evaluar rápidamente si ese texto realmente capta la atención de los usuarios.

Del SEM al SEO: Por otro lado, el SEM te da la opción de realizar pruebas A/B con diferentes versiones de un anuncio para ver cuál obtiene más clics. Si descubres que un anuncio en particular es muy efectivo, puedes usar esa misma redacción para actualizar los títulos y descripciones de tus contenidos web.

En resumen, el SEM te permite identificar rápidamente cuál copy genera más clics, mientras que el SEO sigue el rendimiento de los textos a largo plazo. Si utilizas los resultados inmediatos que ofrece el SEM para afinar tu estrategia SEO, y viceversa, mejorarás tanto tus resultados de búsqueda pagada como los orgánicos. Es como un paquete dos en uno que te ayuda a comprender más rápidamente y de manera más eficiente lo que tu público quiere.

Optimización de páginas de destino y mejora de la experiencia del usuario

Una página de aterrizaje es la primera página que visitas tras hacer clic en un resultado de búsqueda o en un anuncio. Tanto el SEM como el SEO requieren páginas de aterrizaje efectivas que impulsen a la gente a realizar acciones, como comprar un producto o suscribirse a un newsletter.

De SEM a SEO: Imagina que tienes una página de aterrizaje muy efectiva que usas para tus anuncios de SEM, y está obteniendo excelentes resultados; mucha gente hace clic y realiza acciones. Puedes tomar esa página de alto rendimiento y optimizarla para que aparezca en las búsquedas orgánicas de Google, es decir, mejorar su SEO. Dado que ya sabes que la página convierte bien en tu campaña SEM, es probable que también lo haga en términos orgánicos.

Del SEO al SEM: Por otro lado, supongamos que tienes una página que atrae mucho tráfico orgánico de Google y los visitantes pasan bastante tiempo en ella. Eso es una señal de que la página es valiosa para los usuarios. Puedes usar las lecciones aprendidas de esta página exitosa para potenciar tus páginas de aterrizaje de SEM.

Al optimizar tus páginas de aterrizaje, tanto tus anuncios pagados como tus resultados orgánicos mejoran, y lo más importante, satisfaces las necesidades de tus visitantes.

Oportunidades de retargeting

A veces, las personas visitan tu sitio web a través de los resultados orgánicos de Google, pero se va sin comprar nada ni realizar otra acción. ¿Qué tal si pudieras recordarles su sitio web mientras navegan por otros sitios? Ahí es donde el SEM resulta útil.

Utilizando campañas pagadas, puedes «perseguir» a estos visitantes por Internet y mostrarles anuncios que les recuerden tu sitio y lo que les interesaba. Esto se conoce como retargeting o remarketing. La idea es refrescarles la memoria y animarles a volver a tu sitio web para completar la acción que omitieron inicialmente.

Lo bueno es que puedes utilizar la información sobre el comportamiento de estos usuarios en tu sitio web para hacer que los anuncios recordatorios sean más relevantes. Por ejemplo, si pasaron mucho tiempo viendo un producto específico o un artículo de blog, puedes mostrarles anuncios relacionados con ese tema en particular.

En resumen, el retargeting ayuda a recuperar a los «casi clientes» recordándoles tu sitio web y lo que les gustó de él. Esto aumenta las posibilidades de convertir a un visitante en cliente.

Datos de presupuesto compartidos

Imagina tu presupuesto de marketing digital como un pastel que deseas repartir de la forma más eficaz posible para sacarle el máximo partido.

Del SEM al SEO: A veces, pujar por ciertas palabras clave en anuncios pagados puede resultar muy caro debido a la alta demanda. Si este es tu caso, quizás sea más conveniente redirigir esos fondos hacia la optimización de tu SEO para esas palabras clave específicas. Aunque este proceso toma más tiempo, a largo plazo podría resultar más económico.

De SEO a SEM: Por otro lado, digamos qque has estado esforzándote por posicionarte en los resultados de búsqueda orgánicos para determinadas palabras clave, pero los resultados están tardando demasiado en llegar. Si esas palabras son vitales para tu negocio porque generan muchas ventas, puedes considerar incrementar tu inversión en anuncios pagados para esas palabras clave. De esta forma, conseguirás visibilidad inmediata en las búsquedas de Google.

Entender las ventajas y desventajas de ambos, SEM y SEO, así como monitorear sus resultados, te permitirá tomar decisiones más informadas acerca de cómo distribuir tu presupuesto.

Analíticas compartidas

De SEM a SEO: Al publicar anuncios pagados mediante Google Ads, obtienes información valiosa sobre las palabras clave que llevaron a los usuarios a hacer clic en tu anuncio, así como muchos otros datos útiles. Puedes aprovechar esta información para optimizar tu sitio web según lo que realmente está buscando la gente.

Del SEO al SEM: Por otro lado, Google Analytics te muestra el número de personas que ven tu sitio (impresiones), los clics que recibes, la tasa de clics (CTR) y más. Estos datos pueden emplearse para identificar áreas de mejora en tus estrategias de anuncios pagados. Por ejemplo, si un término específico está generando muchos clics en los resultados orgánicos, tal vez sea una buena idea también invertir en anuncios pagados para ese término.

Con esta información en mano, puedes tomar decisiones más acertadas tanto para tu estrategia SEM como para SEO. La idea es utilizar los datos de una plataforma para reforzar la otra, maximizando así la eficacia de tus recursos en general.

Conclusión

Cuando se trata de visibilidad online y de llegar eficazmente a tu público objetivo, el uso conjunto de SEM y SEO resulta en una poderosa mezcla de alcance inmediato y sostenibilidad a largo plazo.

Lejos de ser dos áreas distintas del marketing digital, SEO y SEM son más bien dos caras de una misma moneda, cada una con sus propias ventajas, pero más efectivas cuando se emplean conjuntamente.

Al coordinarlos adecuadamente, el SEO y el SEM conforman una estrategia sólida, flexible y completa que puede potenciar enormemente tu presencia online y situarte muy por delante de la competencia.

Uso conjunto de SEO y SEM FAQ2024-03-01T13:31:58+00:00

¿Cuáles son las diferencias básicas entre SEO y SEM?

El SEO se enfoca en el crecimiento orgánico mediante la optimización del contenido del sitio web para que aparezca en posiciones más altas en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERPs). El SEM implica publicidad de pago para obtener visibilidad inmediata en los motores de búsqueda. El SEO tiene como objetivo resultados a largo plazo, mientras que el SEM es bueno para obtener visibilidad rápida y específica.

¿Cómo se complementan el SEO y el SEM?

El SEO establece las bases para el crecimiento a largo plazo y construye credibilidad. El SEM ofrece visibilidad inmediata y tráfico dirigido. Cuando se usan juntos, ayudan a maximizar tu presencia en línea y a lograr resultados óptimos.

¿La investigación de palabras clave puede beneficiar tanto al SEO como al SEM?

Absolutamente. El SEM puede identificar rápidamente qué palabras clave llevan a conversiones, y estos datos se pueden utilizar para ajustar tu estrategia de SEO. Y vice versa, el SEO puede descubrir palabras clave de cola larga y tendencias emergentes que se pueden usar para crear campañas de SEM.

¿Es posible aumentar la visibilidad online utilizando tanto SEO como SEM?

Sí, el SEM puede proporcionar visibilidad inmediata en las páginas de resultados de los motores de búsqueda, mientras que el SEO trabaja para construir visibilidad a largo plazo. Al usar ambos, cubres todas las bases para la máxima exposición en línea.

¿Puedo usar la misma página de destino para SEO y SEM?

Sí, si una página de destino tiene buen rendimiento en SEM, es probable que también lo haga orgánicamente y viceversa. Los conocimientos obtenidos de uno se pueden utilizar para optimizar el otro.

¿Cómo el uso conjunto de SEO y SEM ayuda a la redacción de copies?

Combinar las perspectivas de SEO y SEM puede mejorar significativamente tu redacción de textos para ambas estrategias. Por ejemplo, si ciertos títulos y descripciones meta son efectivos en los resultados de búsqueda orgánicos, puedes aplicar esta redacción exitosa a tus anuncios SEM. A la inversa, si una copia de anuncio funciona bien en SEM, puedes usar estas frases para actualizar tus descripciones y títulos meta para SEO. Este enfoque integrado te permite ajustar tu mensaje en ambos canales, maximizando las tasas de clics y el compromiso.

¿Qué es el retargeting y cómo se relaciona con el SEO y el SEM?

El retargeting es una función de SEM que te permite mostrar anuncios a usuarios que han visitado previamente tu sitio pero no se convirtieron. Los datos de SEO sobre cómo estos usuarios interactuaron con tu sitio se pueden utilizar para crear anuncios de retargeting más efectivos.

¿Cómo debo asignar mi presupuesto entre SEO y SEM?

Esto depende de tus necesidades específicas. Si la visibilidad inmediata para palabras clave específicas es crucial, invertir más en SEM podría ser beneficioso. Para el crecimiento a largo plazo, el SEO podría ser una inversión más inteligente. Utilizar información de ambos te ayudará a tomar decisiones de presupuesto más informadas.

¿Qué herramientas puedo utilizar para la analítica en SEO y SEM?

Google Ads se usa comúnmente para la analítica de SEM, mientras que Google Search Console se utiliza para el SEO. Ambos proporcionan información invaluable que puede ayudar a refinar tus estrategias en ambas plataformas.

¿Cómo sé si combinar SEO y SEM está funcionando para mí?

El monitoreo constante y el análisis de métricas como el tráfico, las tasas de conversión y el ROI proporcionarán información sobre la efectividad de tu estrategia combinada. La clave es buscar crecimiento tanto en las métricas inmediatas (SEM) como a largo plazo (SEO).

2023-09-26T09:24:10+00:00agosto 29, 2023|Marketing Digital|
Ir a Arriba